X
X

Recibe “Dile si a ti mismo” gratis.

Ingrese su nombre y correo electrónico para participar en la rifa de 100 libros autografiados por Gutemberg Dos Santo.

La falta de confianza en ti mismo limita la visión que tienes de tu propio futuro. La ausencia de confianza impide que  plantees objetivos claros y por lo tanto claudicas rápidamente abandonando ideas y metas planteadas.

La construcción de percepciones falsas de ti mismo es lo que dificulta que llegues a creer en ti y por lo tanto no te veas como una persona  con capacidades e inteligencia suficiente para lograr lo que sea. La falta de fe en ti hace que acudas inmediatamente a las probabilidades de fracaso cuando te decides emprender algo. Y esto pasa porque no te enfocas en las probabilidades de éxito por lo tanto  te ciegas ante las oportunidades que tienes frente a ti y la sombra del miedo que  suele acompañarte te paraliza.

Por esta razón es importante desarrollar la autoconfianza y que ésta te acompañe en cada paso que das  desde que te levantas. Si quieres ser persistente y llegar a la meta, asegúrate de contar con la confianza y motivación necesaria para lograrlo.

  1. Sé consciente de lo que deseas. Maneja altos niveles de conciencia para poder enfocar todos tus sentidos hacia tu meta. Cuando haces esto incrementas la confianza en ti mismo para permear tus actos de valor y olvidarte de que existen probabilidades de fracaso para obtener algo. Hazte consciente de la capacidad que tienes para atraer personas y cosas buenas a tu vida y concretar tus proyectos.
  2. Aumenta tu perspectiva. Jamás te sientas inferior, todos somos iguales, la diferencia radica desde el punto donde estas parado, por lo tanto tu perspectiva es diferente; de esta forma tienes la libertad de crear  tu propia percepción de las cosas. Y si trabajas tu percepción de forma positiva, sin duda te verás parado en la cima. Ampliar tu percepción te ayudará a focalizar tus metas. Cuando convives con otras personas, respetas puntos de vista e interactuas en distintos escenarios; tu grado de percepción aumenta, y va siendo organizada y reorganizada en el subconsciente y consciente lo cual te ayuda a crear un perfil de quién eres tú. Por lo tanto te sientes más seguro y confiado de ti mismo .
  3. Sé tu mismo. No te desgastes en ser otra persona, aprende a reconocer tus propias  habilidades y fortalezas. Si no lo haces el ego o tu falta de autoestima siempre se interpondrán en el desarrollo de tu autoconfianza. No debes preocuparte por lo que los demás sean o quieren que seas, simplemente tienes que ser tú  y las personas correctas estarán siempre a tu lado.
  4. Aprende a perdonar y a reconocer tus fallas. Para poder avanzar tienes que liberarte de cualquier sentimiento negativo, si no lo haces te paralizas y provocas  tensión emocional. Cuando esto pasa pierdes concentración en lo verdaderamente importante. Pero la clave está en perdonar tus propios errores, de lo contrario permitirás que el miedo y la inseguridad opaquen tus logros y aciertos que has obtenido en el transcurso del camino hacia tu meta.
  5. Reconoce la diversidad. Cuando sabes escuchar y  respetar la opinión de los demás aprendes  también a reconocerte a ti mismo. La diversidad de creencias, ideologías, formas de actuar y de pensar nos ayudan a identificar nuestras fortalezas y debilidades, pero también nos da la gran oportunidad de aprender y a mejorar nuestras habilidades. Por ello reconocer la diversidad nos acerca más a ser nosotros mismos, a fortalecer nuestra confianza y a reconocernos a partir del otro.
Gutemberg Dos Santos

Etiquetas

Gutemberg dos santos en medios