X
X

Recibe “Dile si a ti mismo” gratis.

Ingrese su nombre y correo electrónico para participar en la rifa de 100 libros autografiados por Gutemberg Dos Santo.

Tu curiosidad y tu experiencia aumentan cuando empiezas a convivir con otras personas, conocer cosas diferentes, interactuar en distintos escenarios. Cuando eso pasa desarrollas otras percepciones que se organizan y reorganizan en el subconsciente y consciente y eso mismo crea un perfil de quién eres tú.

Poco a poco vamos poniendo en práctica las habilidades y herramientas que hemos adquirido a través de nuestras vivencias y la percepción que hemos venido desarrollando mediante el convivio con las personas que nos rodean y los escenarios donde interactuamos.

La curiosidad sin duda es la base de la inteligencia y lo que ha llevado a muchos personajes importantes de la historia a hacer grandes descubrimientos. El ser curiosos nos invita a mirar  y admirar las cosas de manera diferente. Por ejemplo si miramos un edificio, vemos su forma, su color, en dónde está ubicado, y si vemos más allá, podemos preguntarnos qué hay detrás de él. Cuando indagamos más sobre lo que podemos encontrar llegamos  a desarrollar la necesidad de mirar algo diferente. Con el tiempo las personas creativas aumentan su percepción, su poder de pensar más adelante que las personas normales, a hacer a un lado lo obvio para conseguir resultados diferentes.

Desde que nacemos empezamos a percibir movimientos, sonidos y a desarrollar habilidades que por naturaleza e instinto aparecen para responder ante ciertas situaciones. Recibimos un tipo de capacitación como base cuando somos niños y captamos las cosas más rápido que un adulto. La carga de la infancia, la carga educacional, la influencia de nuestros padres y cada persona cercana a nuestra vida, determinan nuestra conducta y percepción de las cosas. conforme vamos creciendo nuestro grado  de  discernimiento se desarrolla de forma que podemos definir que es bueno y que es malo para uno mismo.

Con todo el cúmulo de conocimientos y experiencias que vamos cultivando a través de nuestras vivencias, otorgamos  sentido a las cosas y significado a cada acción que ejecutamos. Con ello nos permitimos diseñar metas y objetivos más específicos gracias a la curiosidad que tenemos por conocer nuevos caminos; sin perdernos en el abismo del desconocimiento por no querer indagar y cuestionar por miedo a equivocarnos e ir en contra de lo establecido.

Gutemberg Dos Santos

Etiquetas

Gutemberg dos santos en medios