X
X

Recibe “Dile si a ti mismo” gratis.

Ingrese su nombre y correo electrónico para participar en la rifa de 100 libros autografiados por Gutemberg Dos Santo.

Está pasando ahora mismo.

No hay manera de pararlo.

Nadie, ni siquiera Estados Unidos, puede pararlo el colapso financiero mundial.

Su nombre es deflación.

Y da igual cuantos billetes impriman los bancos mundiales, la oferta está superando a la demanda.

Los consumidores no están gastando a los niveles anteriores y la economía va a dar un giro a peores.

Pero la pregunta es ¿qué pasará con Bitcoin cuando el colapso global suceda?

¿Qué pasará si el sistema bancario colapsa por completo?

Aunque será un golpe muy duro para la sociedad como la conocemos, el mundo volteara hacia Bitcoin como el nuevo 'oro'.

En consecuencia, Bitcoin tendrá una erupción de compra y aceptación global, convirtiéndose rápidamente en la moneda global de elección en una economía colapsada.

Un Antecedente

En el mundo ya ha habido demostraciones a baja escala de esto.

En el 2013, el gobierno de Chipre anunció una medida extremadamente radical.

Usaría el dinero de las cuentas personales de sus ciudadanos para un plan de rescate financiero.

Rápidamente, los ciudadanos de Chipre acudieron a Bitcoin para salvar su dinero y que el gobierno no pudiera usarlo.

Usaron la moneda virtual como seguro para su dinero y su riqueza.

Como consecuencia el precio y la demanda de bitcoins crecieron en ese momento.

Similar fue el caso de Grecia en el 2015, cuando a punto de salirse de la comunidad europea, los griegos usaron la moneda virtual para salvaguardar sus riquezas.

Mientras tanto la reserva Federal de Estados Unidos ha mantenido su interés en 0% durante 10 años. Nada que demostrar después de la crisis del 2008.

La evidencia es clara.

En momentos de crisis la población recurre al Bitcoin para preservar el valor de su dinero y de su riqueza.

Además las invasiones gubernamentales a la privacidad y pseudo intentos de solución a los malos tiempos económicos sólo contribuyen al pesimismo, la frustración y la ira.

Más razones para acercarse a Bitcoin.

Ventajas

Si el colapso financiero llega, la reacción popular siempre es cambiar de moneda para no perder el valor del dinero.

Y para esto, Bitcoin tiene un par de ventajas frente a cualquier moneda de cualquier país.

No está controlada por ninguna autoridad central.

Si el problema principal son las acciones de los gobiernos y de las instituciones financieras, lo más sencillo será acudir a una moneda que no está dirigida por ninguna autoridad central.

Esto da la certeza de que no volverá a ocurrir el mismo problema y que no estaremos destinados a repetir la historia.

Además, cada día el escrutinio de las autoridades en el intercambio financiero o de monedas es mayor.

Hace algún tiempo en Canadá el intercambio de CAD a USD era totalmente libre. Hoy se tiene que otorgar a la casa cambiaría el nombre, dirección y teléfono de quien desea cambiar a dólares americanos, sin importar la cantidad.

Sin embargo, con el Bitcoin nada de eso puede pasar. Al no estar controlada, la moneda es completamente confidencial y las transacciones son solamente un número en la Blockchain.

Es más fácil de obtener

Al ser una moneda digital, obtener bitcoins es sumamente sencillo.

Puede ser comprada y vendida a través de Internet sin ninguna complicación y desde cualquier parte del mundo.

En una situación de pánico, conseguir otras denominaciones será hecho a través de mercados secundarios o mercados negros. Con Bitcoin esto nunca pasará.

La Solución

A pesar de todo esto, nació algo bueno.

La creación de Satoshi Nakamoto (creador de Bitcoin bajo un pseudónimo) ofrece privacidad y seguridad más allá de la que un gobierno puede emitir.

Más allá de la autoperpetuación que tienen los Gobiernos y las entidades financieras por naturaleza.

¿Podemos pensar que los gobiernos pueden ser víctimas de la tendencia a empeorar las cosas al tiempo que tratan de mejorar las cosas?

Y así dar paso a un mejor futuro financiero con Bitcoin.

Gutemberg Dos Santos

Etiquetas

Gutemberg dos santos en medios