X
X

Recibe “Dile si a ti mismo” gratis.

Ingrese su nombre y correo electrónico para participar en la rifa de 100 libros autografiados por Gutemberg Dos Santo.

El dinero no es solo los metales y papeles que  estamos acostumbrados a ver como monedas y billetes, sino  es toda clase de activos que una comunidad acepta como medio de pago. Pero realmente el papel-moneda se creó para facilitar las transacciones.

 

Simplemente el dinero es un medio que ayuda a obtener bienes o servicios para satisfacer ciertas necesidades que más allá de cubrirlas, se busca que el dinero  brinde un nivel de seguridad y estabilidad económica. Pero en si este activo es un conducto que puede cimentar una base para liberarte de preocupaciones para que sigas avanzando hacia tus metas, lo que no significa que influencie totalmente para el alcance de ellas. 

 

Los mitos que menciono a continuación solo empobrecen la mente de las personas y las conduce a vivir en el conformismo y a eliminar cualquier pizca de ambición para sobresalir y edificar ideas exitosas. 

 

1.- El dinero es malo. 

El dinero representa el valor que tu le quieres dar para tu vida. Pero muchas personas creen que el dinero crea conflictos y rivalidades entre individuos, familias, amigos y socios. Pero la realidad es que el verdadero problema no está en el dinero sino en las personas. Al final los problemas sociales siempre existirán independientemente de los intercambios que hagamos para cubrir una necesidad. El dinero es neutro, depende de ti que fin le des o en que deseas utilizarlo. Elimina la idea de que el dinero es malo y así más pronto lo atraerás a tu vida con más facilidad


 

2.- El dinero no alcanza.

Esto depende para que lo quieres destinar. Si crees que el dinero no satisface tus necesidades básicas tal vez tendrías que pensar en la manera de cómo puedes administrarlo para poder sacarle el mayor provecho posible. Hay que tener claro que el dinero no te va a sobrar nunca si no estás consciente de lo quieres y en qué deseas utilizarlo. El dinero lo hay en abundancia, lo que falta es generar ideas para conseguirlo. El dinero es un invitado que llega a tu casa y si no sabes tratarlo difícilmente regresará

 

3.- El dinero te hace otra persona

Las personas se forman a partir de sus propias experiencias y se determinan por sus creencias, ideologías y metas logradas. Por eso la persona no se definen a partir del dinero que obtiene, sino a partir de lo que hacen con él. Las personas sacan partido del dinero dependiendo de su forma de pensar y ver las cosas. Por ello el dinero no te convierte en otra persona, más bien tú reflejas tu personalidad en él.

 

4.- Para hacer dinero se necesita dinero

Esta idea es totalmente equivocada, el dinero no se obtiene a partir del propio dinero. Las ideas y la definición de tus metas son la máquina del dinero. Los actuales millonarios no nacieron en familias millonarias, se hicieron ellos mismos gracias a sus ideas, capacidades, tenacidad y emprendurismo. Su principal activo fue su cerebro no el dinero en sí. Una buena idea abre las puertas a infinitas posibilidades para que alguien invierta en ella.

 

5.- El dinero no compra la felicidad

Primero debes definir que entiendes por felicidad, pero si eres de las personas que valora la libertad, te puedo decir que el dinero te  acerca más ella si sabes cómo aprovecharla. Lo que te ofrece el dinero es la oportunidad de hacer lo que deseas en el momento que quieras; sin descuidar las prioridades básicas como la comida y el hogar. Lo que no puede comprar el dinero es la actitud para disfrutar la vida en sí misma y la inteligencia para saber aprovecharla. 

 

6.- No tengo dinero pero soy feliz

Es la típica frase de las personas conformistas que se niegan a salir de su zona de confort. En realidad lo que hacen es justificar su incapacidad para pensar y actuar diferente para experimentar nuevas emociones. Se quedan detrás de la línea porque si cruzan creen que van a perderlo todo. No se atreven a experimentar porque les da miedo fracasar y temen no tener la suficiente fuerza para levantarse. Los que piensan de esta forma es porque en realidad no tienen metas bien definidas y aunque tuvieran el dinero suficiente, no sabrían qué hacer con él y terminarían por derrocharlo. Si haces cosas que te apasionan y te hacen feliz, lo demás viene por añadidura.  

 

Gutemberg Dos Santos

Etiquetas

Gutemberg dos santos en medios